Genetica, JOSE-DANIEL-MARTINEZ-BELLO

CÓMO PLANTEAR EL PROGRAMA GENÉTICO PARA MIS NOVILLAS

Genotipando las novillas podemos clasificarlas por su potencial real y utilizar semen sexado o producir embriones solamente con las mejores, en detrimento de las de menos valor genético que irán dejando menos huella en la explotación.

La idea de que las novillas son mejores que las vacas se repite a menudo como un mantra incuestionable, y es responsable de que se hayan arraigado determinadas prácticas en materia de selección que gozan de gran aceptación, como, por ejemplo, utilizar inicialmente el semen más caro (como sinónimo de mejor genética) y últimamente el semen sexado en las novillas. Dos argumentos refuerzan esta medida: la mayor fertilidad de las novillas sumado a su mayor valor genético, ya que cada generación es “más avanzada” que la anterior.

Estos axiomas son ciertos en promedio o como grupo, en general. El valor genético promedio para un índice que escojamos es normalmente mayor en las novillas que en la población adulta. Pero eso no significa que la mitad inferior de las novillas sea mejor que la mitad superior de las vacas (Gráfico 1).

Gráfico 1. Mérito Genético en vacas y novillas

Ejemplo 1

La gráfica ilustra muy bien como el promedio de las novillas (barras azules) en este caso para NM (Net Merit, índice económico USA) es mejor que el de las vacas. Su curva de la campana de Gauss se encuentra desplazada a la derecha, y hay más cantidad de animales con valores altos. Pero si nos fijamos en los detalles, hay un importante número de novillas con valor inferior al promedio de las vacas adultas. Cuando las primamos a ellas en detrimento de las mejores vacas estamos avanzando muy por debajo de nuestras posibilidades.

¿Qué podemos hacer?: genotipar las novillas

La estrategia recomendada es, sin duda, genotipar toda la recría sin excepción, y hacer una clasificación basada en datos fiables que establezca el destino reproductivo de cada animal o de cada grupo (Gráfico 2).

Gráfico 2. Ejemplo de estrategias de selección

Ejemplo 2

La gráfica representa un ejemplo conceptual de cómo distribuir los recursos una vez analizadas todas las novillas. Así, se concentran los esfuerzos en reproducir más las mejores y evitar que críen las inferiores. De este modo, en una sola generación, el avance es mucho más evidente y rentable.

El punto de corte, 40%-60%, lo decidiremos en función del valor promedio y los extremos, la necesidad de animales, etc., y tendremos muy en cuenta la revisión de los valores como mínimo cada 6 meses para ir subiendo el listón para el uso de semen sexado, uso de receptoras, eliminación, etc.

Para que este sistema pueda funcionar necesitamos previamente decidir cuál va a ser nuestro índice de selección. Este será el tema de nuestros próximos posts.