JOSE-ANTONIO-RODRIGUEZ, Manejo, Reproduccion

ADELANTAR EL PRIMER PARTO DE VACAS NODRIZAS A LOS DOS AÑOS ES POSIBLE

La extendida creencia de que las novillas dejan de crecer tras la cubrición hace que se retrase el primer parto, aunque las vacas siguen creciendo hasta los 4-5 años. Cuando existen problemas en partos tempranos, en general se asocian a un deficiente manejo de la recría.

Para evitarlos, los programas de recría deben asegurar unos crecimientos que permitan a las novillas:

  • Llegar púberes a la primera cubrición, mejorando la fertilidad si están púberes 30-45 días antes. La pubertad se alcanza en torno al 55% del peso adulto, independientemente de la raza y el manejo, a una edad que dependerá del ritmo de crecimiento previo. Varios estudios han concluido que la ganancia pre-destete (4-6 meses) tiene una mayor influencia en el adelanto de la pubertad que el crecimiento tras el destete.
  • Llegar a la cubrición con un peso mínimo del 65% del peso adulto. Un peso excesivo suele ir asociado a un engrasamiento que podría reducir la fertilidad a la primera cubrición.
  • Llegar a la cubrición con un desarrollo esquelético adecuado. La mayoría de las dificultades al parto en novillas son debidas a la desproporción materno-fetal a nivel pélvico. Por ello, es interesante estudiar el tamaño de la pelvis antes de la cubrición y descartar las novillas que la tengan excesivamente reducida.

Otro factor extremadamente importante es hacer una buena selección del semental, de probada facilidad de parto, o incluso utilizar toros de razas con bajo peso al nacimiento.

Objetivo: adelantar la cubrición a los 15 meses

En el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) se han realizado diversos ensayos con el objetivo de adelantar la cubrición a los 15 meses. Para ello, se ha sometido a novillas de razas cárnicas (Parda de Montaña y Pirenaica) a distintos ritmos de crecimiento, tanto durante la lactancia (0,7 ó 1 kg/d; con y sin suplemento de concentrado) como después del destete, de los 6 a los 15 meses (0,7 ó 1 kg/d; alfalfa + concentrado). Los resultados mostraron lo siguiente:

  • La pubertad no fue un problema para adelantar la cubrición a los 15 meses: se alcanzó al menos 45 días antes de la primera cubrición con cualquiera de los crecimientos propuestos, incluso en las novillas Pirenaicas, menos precoces (1,6 meses) que las Pardas.
  • Todos los lotes llegaron a la primera cubrición con un peso superior al mínimo recomendado (> 65% ≈ 377 kg).
  • El estudio pélvico desveló diferente desarrollo esquelético entre tratamientos y entre razas, aunque en ningún caso fue necesario retrasar la cubrición por este parámetro.
  • Al cabo de 3 meses de cubrición, la fertilidad final (90%) fue similar en todos los lotes. Sin embargo, las novillas con mayor crecimiento tras el destete necesitaron un mayor número de inseminaciones (+0,7), posiblemente por un engrasamiento excesivo.

Gráfico 1. Evolución del peso y entrada en pubertad de las novillas.

Gráfico 1. Evolución del peso y entrada en pubertad de las novillas.

Las novillas con distintos ritmos de ganancia de peso antes y después del destete alcanzan la pubertad con el mismo peso, pero a distinta edad según el crecimiento previo.

En el siguiente post analizaremos las repercusiones de estos manejos sobre los rendimientos al primer parto.

Las novillas son el futuro de la explotación, por lo que es necesario implementar programas de manejo de la recría que aseguren crecimientos adecuados.