GEORGINA-MAYNOU-LOMBARDO, Manejo, Nutricion

BENEFICIOS Y RIESGOS ASOCIADOS AL USO DE LECHE DE DESCARTE EN LA ALIMENTACIÓN DE TERNEROS

Además de los beneficios económicos que supone en los costos de la alimentación, la leche de descarte puede representar una fuente de alimentación de muy buena calidad para los terneros gracias a su alto contenido en nutrientes y otras sustancias bioactivas que no están presentes en los lacto-reemplazantes.

Además de los beneficios económicos, la leche de descarte puede representar una fuente de alimentación de muy buena calidad para los terneros gracias a su alto contenido en nutrientes y otras sustancias bioactivas

Al considerar el porcentaje de nutrientes en materia seca, la leche de descarte a menudo es mucho más alta en proteína y grasa que un sustituto de leche convencional: 27/27 (USDA-ARS, 2016,) frente a 18/20 (NRC, 2001), favoreciendo el crecimiento y desarrollo de los terneros antes del destete (Figura 1) (Gooden et al., 2005).

Sin embargo, la leche de descarte puede contener patógenos, exponiendo a los terneros a enfermedades infecciosas, así como residuos de antibióticos que promueven el desarrollo y propagación de bacterias resistentes.

Figura 1. Ganancia de peso vivo durante el periodo de lactancia de terneras alimentadas con lacto-reemplazante (20% PB, 20% grasa) y con leche de descarte pasteurizada.

 

Figura 1

Para reducir los riesgos potenciales de transmisión de enfermedades, se recomiendan diversas prácticas de manejo:

  • No ofrecer leche de descarte a terneros criados en grupo
  • No ofrecer leche de descarte a menores de 3 días de edad (la pared intestinal es permeable a las bacterias).
  • No ofrecer leche de descarte procedente de vacas con infecciones bacterianas severas.
  • Pasteurización de la leche de descarte

Conclusiones

La alimentación con leche de descarte puede considerarse, a priori, una buena alternativa en la cría de terneras lactantes contribuyendo a una mejora en los parámetros de rendimiento productivo, así como en la reducción de los costes de la alimentación. No obstante, es importante tener en cuenta los riesgos potenciales de desarrollo de resistencias a antibióticos y transmisión de enfermedades, especialmente en explotaciones con una elevada incidencia de mastitis u otras infecciones bacterianas.

En mi próximo post trataré la pasteurización de la leche de descarte con la finalidad de reducir los riesgos potenciales que representa el uso de leche de descarte en la alimentación de terneros: desarrollo de resistencias a antibióticos y transmisión de enfermedades.