ALFONSO MONGE, Gestión-economica, Manejo, Sanidad

CÓMO AFRONTAR UN PROBLEMA DE ABORTO EN NOVILLAS

Los problemas de aborto pueden suponer un verdadero quebradero de cabeza para el veterinario. Las causas son múltiples y puede haber varias a la vez. El aborto puede ser temprano, en cuyo caso es difícil diferenciar, si se trata de abortos embrionarios o si lo que realmente existe son problemas de infertilidad, mala detección de celos o ambos. En éste caso es muy importante realizar diagnóstico temprano e identificar si el animal estuvo gestante alguna vez o no, y luego si perdió la gestación.

 

La importancia de realizar un diagnóstico de gestación temprano

No olvidemos que hay algunas enfermedades que causan infertilidad, pero también aborto temprano. El historial reproductivo de la ganadería nos puede ayudar a dilucidar el problema o por lo menos hacernos pensar que el tema puede estar relacionado con manejo, alimentación o ambos.

Las pérdidas originadas por aborto pueden ser elevadas y van a depender del valor del animal, del tiempo de gestación al que ocurre el aborto, coste alimenticio y precio de la leche; pueden ser cuantiosas.

Merma en la producción, menos reposición, tratamientos médicos. Un aborto puede costar al ganadero 600-1000€/animal. Si cuando ocurre el aborto la gestación es avanzada, muchas novillas van al matadero.

Lo primero que hay que conseguir es que el ganadero comprenda la gravedad del problema y que sepa que, si se llega a un diagnóstico, debe acometer el problema con rigor y seriedad. De nada sirve un diagnóstico si luego no se toman las medidas necesarias para resolver el problema.

¿Cuándo debemos investigar un problema de abortos?

Depende un poco del historial y de si llevamos tiempo trabajando en esa ganadería, o si hemos sido requeridos para resolver un problema puntual de abortos en la granja. Si el porcentaje de abortos es igual o superior a un 5%, debe investigarse la causa o las causas. Lo mismo ocurre cuando en un momento determinado ocurre una tormenta de abortos (muchos a la vez).

 

Si es posible remitir feto y placenta.

El gran problema con los abortos, es que en el mejor de los casos no conseguimos un diagnóstico etiológico ni en el 30% de los mismos. Muchas de las causas de aborto son zoonosis y hay que resaltarle al ganadero la necesidad de actuar en consecuencia.

Causas

  1. Brucellosis
  2. Salmonella
  3. Chlamydia
  4. Coxiella Burnetti
  5. Leptospira spp
  6. Listeria Monocitógenes
  7. Campylobacter Fetus
  8. Ureaplasma
  9. Micoplasma
  10. Toxoplasma Gondi
  11. Anaplasma Phagocitófila
  12. Trichomonosis
  13. Neospora
  14. BVD
  15. IBR
  16. Virus de Schmallenberg
  17. Intoxicaciones (Nitratos, Ac. Cianhídrico)
  18. Alimentación (Deficincia de Vit. A, E y Se, Cu y I)
  19. Traumas
  20. Stress
  21. Malformaciones

Cuestiones de relevancia

Debemos tener una serie de preguntas preparadas para el ganadero o encargado de la granja cuando investigamos un caso:

  • ¿Edad de la novilla?
  • ¿Es su primera gestación? (suele haber una incidencia mayor de abortos en esta gestación).
  • ¿Ha abortado anteriormente o es la primera vez? (Neospora y BVD pueden ser la causa).
  • ¿Aborto temprano o tardío? (importante para implicar o descartar etiologías).
  • ¿Abortos recientes? ¿Últimas semanas? ¿Varios a la vez?
  • ¿Se utiliza solo Inseminación? ¿Toros en repetidoras? ¿Toros de vecinos?
  • Historial reproductivo de la ganadería ¿Malos datos reproductivos durante varios años? (Nos hacen pensar en mal manejo o mala alimentación).
  • ¿Se han introducido animales nuevos? Puede que sean los animales de reciente adquisición los que no tengan inmunidad a una enfermedad existente en la granja.
  • ¿Ha presentado la madre alguna enfermedad grave? El agente causal de la misma puede propagarse al feto e inducir aborto ¿Tubo la madre fiebre alta? (Puede ser la causa del aborto).
  • ¿Tratamientos recientes? (Prostaglandinas, corticoides, vacunas).
  • Alimentación: ¿calidad, vitaminas, minerales y agua?
  • Factores medioambientales: ¿altas temperaturas, stress?

Toma de muestras

La toma de muestras es un muy importante y su ausencia es causa frecuente de no determinar el agente causante del problema. Según nuestras sospechas debemos ir al órgano diana. Si no tenemos ni idea del agente causal, debemos realizar un muestreo general. La preparación de las muestras debe ser correcta, evitando contaminación de las mismas, refrigerar si es necesario o congelar y enviarlas cuanto antes y por supuesto, a un laboratorio que sepamos sea competente para la investigación que pedimos.

La novilla:
Sangre completa y suero.
Algunos agentes etiológicos necesitan muestras pareadas para seroconversión. Identificar bien la donante, la muestra y la fecha de la toma.

Placenta:
Fresca y no contaminada. Si es posible tomar un trozo directamente del útero.
* Si no se analiza la placenta, se reduce la posibilidad de diagnóstico en un 50%.

Feto:
Gran beneficio si se aporta el feto entero y si es con placenta mejor.
* Malformaciones y algunos agentes infecciosos solo pueden ser determinados en el feto.
Según el tamaño y desarrollo del feto podemos estimar su edad.
Algunos fetos pueden estar putrefactos y serán de poca ayuda (llevan tiempo muertos dentro del útero).

Tanque de leche:
No olvidar que hay causas de aborto que pueden ser investigadas en el tanque de la leche tales como Brucella, BVD, Coxiella Burnetti, Leptospira Hardjo y Salmonella.

Requisitos necesarios para el diagnóstico:

Explorar de forma concienzuda a la madre. La mayoría de errores diagnósticos ocurren por no hacerlo.
Tomar muestras si lo consideramos necesario de un 10% de las compañeras de establo.
Enviar al laboratorio, junto con las muestras, un informe detallado de nuestras sospechas, supone una gran ayuda para conseguir un diagnóstico certero.