ALEX-BACH , Manejo, Nutricion

¿QUÉ SE PODRÍA CONSIDERAR UN BUEN STARTER PARA TERNERAS?

Estimular y asegurar un alto consumo de sólidos en terneras jóvenes es fundamental para conseguir crecimientos adecuados a edades tempranas, así como para facilitar el destete y minimizar la incidencia de enfermedades. Evidentemente, el consumo de pienso sólido o starter está condicionado por el nivel de leche o lactorremplazante que se ofrezca a la ternera. De todas formas, con independencia del nivel de alimentación líquida que se aporte, se puede maximizar el consumo de starter a través de:

  • la presentación física,
  • la composición de ingredientes, y
  • proveer forraje picado desde la primera semana de vida.

Harina vs pellets

La presentación física del starter ejerce un impacto marcado sobre el consumo. Los starters en formato harina son consumidos en menor cantidad que los starters peletizados. El motivo principal es que las terneras secretan poca saliva y las partículas finas del starter se tienden a pegar en el hocico de las terneras, así como en la mucosa bucal, produciendo una sensación de sequedad. Así mismo, los starters texturizados (mezcla de pellets, granos enteros, y harina) suelen ser consumidos en menor cantidad debido a la presencia de finos procedentes de su contenido en harina; y cuando se consumen en igual o mayor cantidad que los starters peletizados, no generan mayor crecimiento (debido a que se digieren peor que los starters peletizados).

¿Qué ingredientes son más aceptados por las terneras?

Los ingredientes que integran el starter también influyen sobre el consumo por parte de las terneras (Montoro and Bach, 2012). Los ingredientes energéticos que más prefieren consumir las terneras (y que por tanto se deberían usar en los starters) son, por orden de preferencia: trigo, sorgo, maíz, cebada y harinillas; mientras que los ingredientes a evitar se encuentran la avena, el arroz, y el corn gluten meal. En cuanto los ingredientes proteicos, la fuente proteica por excelencia (en cuanto a palatabilidad se refiere) es la soja, seguida a mucha distancia por los granos de destilería y el girasol; y los ingredientes proteicos a evitar incluyen la harina de colza y el corn gluten meal.

Si el pienso se acompaña de forraje (gramíneas) alto en NDF (>65%) el consumo de sólidos puede aumentar hasta un 30%

La influencia sobre el consumo de los ingredientes que se usan en un starter no es menor. Un estudio realizado en el IRTA hace unos años (Miller-Cushon et al., 2014) mostró el impacto de ofrecer harina de soja o harina de colza en la formulación de starters. Ambas harinas se incluyeron en pellets de 6 mm mientras que el resto de los ingredientes se presentaron en pellets de 4 mm para facilitar a las terneras indicar sus preferencias y seleccionar lo que considerasen más apetecible. En la Figura 1 se muestra como las terneras que recibieron la mezcla de pellets que contenía harina de colza consumieron menos starter, y las terneras que recibieron la mezcla con soja consumieron más starter y sobre todo más soja, porque seleccionaron a favor de los pellets proteicos de 6 mm (Figura 2).

Figura 1. Consumo de starter compuesto por pellets de 6 m de harina de soja o harina de colza y pellets de 4 mm con el resto de los ingredientes (Miller-Cushon et al., 2014).

 

Figura 1

Figura 2. Selección por pellets de 6 mm compuestos por harina de soja o harina de colza por parte de terneras jóvenes (Miller-Cushon et al., 2014).

figura 2

El poder del forraje

Además de la composición del pienso, si este se acompaña de forraje (gramíneas) alto en NDF (>65%) picado a unos 2.5 cm de longitud, el consumo de sólidos puede aumentar hasta un 30% (Castells et al., 2012). Pero más allá del aumento de ingestión, ofrecer forraje picado a edades tempranas resulta en una mayor aceptación de forrajes y partículas groseras después del destete (Figura 3).

Figura 3. Efecto de la suplementación con forraje picado antes del destete sobre la selección a favor o en contra de forraje picado después del destete (Miller-Cushon et al., 2013).

figura 3

Referencias

  • Castells, L., A. Bach, G. Araujo, C. Montoro, and M. Terré. 2012. Effect of different forage sources on performance and feeding behavior of Holstein calves. J. Dairy Sci. 95:286–293. doi:10.3168/jds.2011-4405.
  • Miller-Cushon, E.K., C. Montoro, A. Bach, and T.J. DeVries. 2013. Effect of early exposure to mixed rations differing in forage particle size on feed sorting of dairy calves. J. Dairy Sci. 96:3257–3264. doi:10.3168/jds.2012-6415.
  • Miller-Cushon, E.K., M. Terré, T.J. DeVries, and A. Bach. 2014. The effect of palatability of protein source on dietary selection in dairy calves. J. Dairy Sci. 97:4444–4454. doi:10.3168/jds.2013-7816.
  • Montoro, C., and A. Bach. 2012. Voluntary selection of starter feed ingredients offered separately to nursing calves. Livestock Science. doi:10.1016/j.livsci.2012.06.026.