JAVIER-HERAS-SANCHEZ, Manejo

CHECKLIST PARA AFRONTAR LOS PROBLEMAS EN TERNERAS DE MANERA ORDENADA Y SISTEMÁTICA (I)

La experiencia en campo ha evidenciado que la naturaleza de los problemas en terneras suele ser siempre el mismo: desorden y errores de manejo que ponen en riesgo la supervivencia, la salud y el crecimiento de la ternera. Por ello, diseñamos un sistema de verificación que permite auditar, punto por punto, todas las áreas a valorar desde el nacimiento al destete. De esta manera conseguimos establecer procedimientos sencillos pero muy importantes para el correcto cuidado y manejo en las primeras edades de la recría.

La lista de control o checklist está organizada en los siguientes apartados:

  • Pre-parto y madres
  • Recién nacido
  • Calostro
  • Alimentación
  • Alojamiento
  • Control de enfermedades y tratamientos

Pre-parto y madres: densidad, limpieza y vacunación

El principio a seguir es simple: mantener una densidad adecuada de animales en el pre-parto (mínimo 10m2 de cama por animal) y asegurar que la zona donde nace la ternera está limpia y seca para reducir el riesgo de infecciones por patógenos entéricos. En línea con este objetivo, vacunar a las madres mínimo tres semanas previas al parto frente diarreas neonatales y valorar la suplementación con vitamina E y selenio es aconsejable.

Es de igual importancia educar al ganadero en el manejo correcto de la vacuna:

  • mantenerla siempre refrigerada,
  • no dejar botes abiertos y
  • no utilizar productos caducados.

Vacunar a las madres mínimo tres semanas previas al parto frente diarreas neonatales y valorar la suplementación con vitamina E y selenio es aconsejable

La supervisión de los partos es otro de los puntos a valorar, pues la ausencia de un buen control fallará en detectar los que requieran de asistencia. En consecuencia, es más fácil que el neonato sufra anoxia o acidosis comprometiendo la correcta transferencia de inmunidad pasiva. Los animales nacidos de partos complicados o distócicos presentan menor vitalidad, la cual afecta negativamente a la absorción de las inmunoglobulinas presentes en el calostro y a la ganancia de peso (Murray y col., 2015).

Recién nacido: higiene y calostro

El manejo del neonato comprende:

  • la higiene del pre-parto,
  • la retirada del animal de la zona de parto,
  • asegurar la toma del calostro y
  • desinfectar el cordón umbilical (iodo al 7%).

Todo con un mismo fin: minimizar el riesgo de infecciones a la ternera recién nacida. Realizarle un chequeo rápido del estado de salud cuando se retira del patio es siempre recomendable (Mee, 2008).

Además, hay que alojar el neonato en una caseta individual, seca, limpia y con suficiente cama para protegerse (especialmente cuando la temperatura exterior es inferior a los 15ºC). Los terneros nacen con capacidad de termorregulación, pero en condiciones subóptimas aflorarían los problemas de neumonías y retrasos en los crecimientos.

Debemos insistir en la administración de mínimo 3 litros de calostro antes de las 6 primeras horas de vida, imprescindible para asegurar la supervivencia del animal

Calostro: rapidez, cantidad e higiene

Rapidez, cantidad e higiene son los factores más importantes a tener en cuenta en relación al calostro y, aunque la mayoría de los ganaderos lo saben, tienden a infravalorar la importancia de ello.

Debemos insistir en el ordeño temprano de la madre y la administración de mínimo 3 litros de calostro antes de las 6 primeras horas de vida, imprescindible para asegurar la supervivencia del animal. Extremar las medidas de limpieza y desinfección de los recipientes de recogida y suministración (sonda/biberón) son otros de los aspectos a subrayar. 

Es muy recomendable disponer de un banco de calostro refrigerado o congelado. Si se plantea la primera opción, el calostro no debe superar los 3 días en nevera, si se decide congelar, será clave la temperatura de descongelación (al baño maría con agua ≤ 50ºC) y administración (alrededor de los 39ºC).

El pre-parto, el manejo del recién nacido y el calostro son los factores más importantes a tener en cuenta en las primeras horas de vida de la ternera. En nuestro próximo post explicaremos el resto de los principios para el correcto manejo de la ternera joven.

Puedes descargarte el checklist completo aquí .

Referencias

Mee FM. 2008. Newborn Dairy Calf Management. Vet Clin Food Anim. 24: 1-17.

Murray CF., Veira DM., Nadalin AL., Haines DM., Jackson ML., Pearl DL., Leslie KE. 2015. The effect of dystocia on physiological and behavioral characteristics related to vitality and passive transfer of immunoglobulins in newborn Holstein calves. Can J Vet Res. 79(2): 109-119.