FERNANDO-SOBERON , Reproduccion

EVALUANDO LA EFICIENCIA REPRODUCTIVA DE LAS NOVILLAS

La eficiencia reproductiva está altamente relacionada con la producción de leche.

Al evaluar la eficiencia productiva de un establo, una de las áreas más importantes a considerar es su eficiencia reproductiva. Ya sea que el ganadero evalúe la tasa de concepción, la de preñez o simplemente, monitoree los días en leche de la novilla en producción. Es de vital importancia para un ganadero tener metas claras con respecto a la eficiencia reproductiva de su ganado.

La importancia de la dominancia genética. 

Entre broma y broma, se escucha en el campo que algunas razas de ganado bovino son particularmente exitosas en su reproducción, y en muchos casos, los cruces de distintas razas traen consigo mejoras en la eficiencia reproductiva. Independientemente de la raza o el híbrido de razas con las que trabajamos, la eficiencia reproductiva puede ser heredada.

A diferencia de la producción de leche o la producción de componentes de la leche, como son la grasa y la proteína, la eficiencia reproductiva puede ser evaluada, hasta cierto punto, antes de que las vaquillas se incorporen al rebaño productivo. La eficiencia reproductiva de una becerra está altamente correlacionada con su eficiencia reproductiva como vaca.

Tasas de concepción según la edad del animal.

Cualquier ganadero atestiguará que, es mucho más fácil preñar a una vaquilla que preñar a una vaca en producción, esto en parte, tiene que ver con las demandas energéticas del ganado en producción. Independientemente de las demandas energéticas, las vaquillas vírgenes tienden a tener mejor exposición de calores, por lo que es más fácil inseminarlas en el momento adecuado para obtener mejores tasas de concepción.

Si consideramos la correlación que existe entre la tasa de concepción de la vaquilla y su tasa de concepción como vaca, un establo que tenga suficientes animales en la recría para cubrir sus necesidades de reemplazo debe considerar desechar cualquier animal que no conciba en su segunda o tercera inseminación, ya que es altamente probable que ese animal tenga problemas para concebir una vez que entre en el grupo productivo.

Observación continua.

Cuando las becerras son inseminadas con monta natural, es más difícil evaluar su eficiencia reproductiva, pero vale la pena hacer el esfuerzo para evaluar el tiempo que tardan en concebir una vez introducidas en el corral con el toro, una becerra que tome más de 3 meses en concebir tiene una alta probabilidad de no contribuir a la mejora productiva del establo por lo que es una buena candidata para desecho.