Especialistas en novillas, Nutricion

CALOSTRO: EL “ORO LÍQUIDO” DE LAS GANADERÍAS

¿Sabías que es posible obtener hasta 2.500 litros más de leche en la primera y segunda lactación administrando 2 litros de calostro más en la primera toma de la ternera? Calificar el calostro como “oro líquido” es todo un acierto. Así lo denominó el investigador Leonel Leal durante el Simposio sobre recría de novillas que tuvo lugar en Galicia el pasado mes de marzo. De hecho, podríamos decir también que no hay una toma más importante en la vida de la ternera que la primera toma de calostro, ya que determinará si la ternera va por buen camino o no. Si a esto le sumamos que el calostro está disponible en todas las granjas y es “gratis”, el resultado final es más que satisfactorio. 

En el simposio también se definió al calostro como una herramienta de la madre para facilitar el desarrollo y la supervivencia de sus hijos en su vida extrauterina. Otra gran verdad. El calostro es la primera alimentación que reciben las terneras: aporta muchos nutrientes y energía tras el nacimiento, les permite poner en marcha su inmunidad y tiene un gran impacto en el desarrollo del sistema digestivo.

Fuente nutritiva, ¿y qué más?

El calostro es la primera alimentación que reciben las terneras: aporta muchos nutrientes y energía tras el nacimiento, les permite poner en marcha su inmunidad y tiene un gran impacto en el desarrollo del sistema digestivo

Además de altas cantidades de nutrientes, el calostro contiene otros factores clave en la maduración intestinal del animal. Los factores de crecimiento del calostro como IGF-I u hormonas como la insulina, pueden actuar a través de receptores específicos en la mucosa intestinal del neonato estimulando la proliferación celular, la diferenciación celular y la síntesis de proteínas. Por ejemplo, el IGF-I influye en el desarrollo de muchos órganos, como las glándulas mamarias.  Además, se incrementan los niveles plasmáticos de glucosa, insulina e IGF-I que favorecen los procesos anabólicos, potencia el crecimiento y el almacenamiento de energía.

Pero, ojo, es importante prestar atención al momento en el que se le administra el calostro al ternero, ya que no será igual su efecto si este se da en las primeras horas de vida del ternero que a las 12 horas o más tras el nacimiento.

No es de extrañar que el calostro sea una sustancia “codiciada” en medicina humana para reducir y paliar ciertos problemas gastrointestinales y beneficiarse de los efectos positivos de sus sustancias bioactivas, especialmente en medicina infantil.