FERNANDO-SOBERON , Manejo, Nutricion

EL DESTETE DE LAS BECERRAS, ¿UNA OPORTUNIDAD O UN MAL NECESARIO?

Cada vez más productores lecheros han comenzado a alimentar a sus becerras con 8 o más litros de leche por día, y han sido testigos de una mejora en salud y crecimiento, y una disminución en mortalidad; y la mayoría ha expresado tener becerras más satisfechas. Varios productores han hecho esto durante un periodo de tiempo suficiente como para comprobar en su propio ganado el incremento productivo de estas becerras. Sin embargo, es importante reconocer que una becerra que consume 8 o más litros de leche requiere de ciertos cuidados durante el destete para garantizar el propio desarrollo del rumen y poder mantener los beneficios adquiridos durante el pre-destete.

La alimentación pre-destete establece el potencial de las becerras, pero el proceso del destete es indispensable para mantener esa ventaja productiva. La meta es mantener un crecimiento positivo durante este periodo.

De manera natural, estas becerras se destetarían a más de 4 o 5 meses de edad; sin embargo, esto no sería rentable en ninguna explotación lechera.

El proceso del destete tiene como objetivo la transición de una dieta principalmente líquida a una dieta sólida. La mejor manera de mantener el crecimiento durante este periodo es a través de un método de destete progresivo de al menos 2 semanas de duración.

El proceso del destete

El proceso del destete comienza desde la primera semana de vida al ofrecer agua limpia junto con un iniciador que incite a las becerras a degustarlo. Es cierto que las becerras no consumirán gran cantidad de iniciador durante los primeros 30 o 45 días de vida, pero mantener una pequeña cantidad enfrente de ellas ayudará a estimular el consumo antes del destete. El consumo de concentrado iniciador es indispensable para el correcto destete, y este consumo está directamente relacionado con el consumo de agua fresca.

Cuando es tiempo del destete, recomendamos retirar una comida. Cuando las becerras son alimentadas 3 veces al día, retiramos la toma del medio día; dos semanas después retiramos la comida de la mañana, y mantenemos una sola toma de leche por una semana más. Este proceso es más exitoso cuando la becerra tiene mínimo 63 días al tiempo del destete.

Destete